Caldo de Pollo casero como base para guisos, salsas, arroces (colágeno casero)

Cuánta razón tenían nuestras abuelitas! ❤️

Anímate a tomar una tacita de bienestar al día, algunos de sus beneficios son:

 

Alivia los sintomas de la gripa y tos

Nos ayuda a reparar los tejidos de las articulaciones dañados por enfermedades o lesiones.

Mejora el aspecto de la piel, el cabello y las uñas.

Fortalece el sistema inmunológico.

 

Gracias  por ver las recetas!

Tu amiga, Ley  🙂

 

 

INGREDIENTES

3 kilos y medio de huesos ( patitas de pollo,  huacales, rabadillas etc.)

2 varitas de apio en trozos

2 zanahorias en trozos

1 cebolla en trozos

6 dientes de ajo ( o cantidad al gusto)

2 hojas de laurel

2 granos de pimienta

una ramita de cilantro ( también se puede usar perejil o hierbabuena)

2 cucharadas de vinagre de manzana  ( esto ayuda a extraer los minerales de los huesos)

Sal al gusto

 

 

 

PREPARACIÓN

Añade los huesos en una olla

Agrega agua hasta cubrirlos

Cuando el agua se caliente, retira la espuma que sale a la superficie ( son las impurezas)

Añade el ajo, el apio, la cebolla, las  zanahorias  el laurel,  el vinagre,  la pimienta, el cilantro y sal al gusto.

A partir de que comience a hervir, baja la lumbre a fuego medio- bajo y deja cocinar por una hora y media.

Pasado ese tiempo, apaga y deja enfriar totalmente

Cuela el caldo y divídelos en recipientes de diferentes medidas

Refrigeralo y al dia siguiente retira la capa de grasa que se le forma en la superficie.

Congélalo para usarlo según lo vayas necesitando para tus guisados, salsas o sopas o simplemente para disfrutarlo en una tacita con unas gotas de limón

 

Hasta la próxima receta!