Cómo preparar Mole Doña María fácil, rápido y rico | Mole de vaso

El mole es uno de los platillos tradicionales de México, es una salsa que se prepara  básicamente con chiles secos, especias, chocolate, semillas y otros ingredientes que varían según la región del país. En México se puede encontrar la pasta de mole de elaboración casera que venden  algunas  señoras en el mercado, nuestras queridas y amables marchantas.  También  lo encuentras en los supermercados como el Mole Doña María que viene  en un vasito de cristal, que dicho sea de paso, la mayoría de los mexicanos que usamos  este mole,   después de sacar la pasta de mole, lavamos muy bien  el vaso y lo  guardamos para usarlos posteriormente en nuestro hogar. Aquí te dejo, digámoslo así, la versión corta de esta delicia nacional.

 

Gracias por ver las recetas ❤️

Leyla  🙂

 

INGREDIENTES

4 piernas de pollo y 4 muslos

1 Frasco de Mole Doña María (235 g)

1/2 plátano macho

1 tortilla de maíz

1/2 bolillo rebanado ( es pan de sal)

1 diente de ajo

1/2 cebolla rebanada

2 tomates grandes maduros( 450 gramos aprox)

Aceite el necesario

 

 

Ingredientes para cocer el pollo:

2 dientes de ajo grandes

1/2 cebolla

4 granos de pimienta

2 hojas de laurel

1 ramita de cilantro

Sal al gusto

Agua la necesaria

 

PREPARACIÓN

 

En una olla agrega el pollo, añade  agua hasta que lo cubra y ponlo a calentar. Retira la espuma que sale a la superficie y después le agregas  sal,  el ajo, la cebolla , laurel, pimienta y cilantro. A partir de que veas que suelta el hervor cocina por 30 minutos a fuego medio.

Pasado ese tiempo saca las presas de la olla y cuela el caldo. Reserva

En un sartén  caliente agrega un poquito  de aceite  y fríe el plátano, la tortilla y el bolillo, retira del sartén y escurre en servilleta de papel. Reserva.

En el mismo sartén vamos a hacer un sofrito  ( en el caso que le hayan quedado migajas quítalas con una servilleta de papel) saltea el ajo y la cebolla por dos  minutos a fuego medio- alto, enseguida agrega los tomates y cocina hasta que estén suaves. Retira de la estufa y deja enfriar un poco.

Agrega en la licuadora el sofrito,   el vaso de mole, el plátano, el bolillo y la tortilla. Ponle un poquito de agua al sartén y remueve con una cuchara para aprovechar los restos del sofrito que quedaron y añade en la licuadora. También agrega un poco del caldo de la cocción del pollo y comienza a licuar. Apaga la licuadora y remueve con una cuchara de mango largo, agrega más caldo y así sucesivamente hasta que puedas licuar la salsa.

En una cazuela caliente agrega 2 cucharadas de aceite y fríe lo licuado. Agrega un poco de caldo en el vaso de la licuadora y agítala  ligeramente  y añade a la cazuela ( para aprovechar los restos de salsa que quedaron) Revuelve y sigue cocinando a fuego medio- bajo hasta que suelte el primer hervor, le agregas un poco de caldo y revuelve de nuevo, espera a que vuelva a soltar el hervor. ya agrega más caldo, y así repite hasta que la salsa de mole tenga la consistencia que te guste.

Continúa cocinando a fuego medio bajo moviendo constantemente hasta el fondo porque si no  el mole podría pegarse. Cuando veas que la grasa comienza a subir a la superficie agrega las piezas de pollo, revuelve muy bien y cocina por 5 minutos para que el pollo tome el sabor del mole.

En un sartén caliente dora ligeramente un poco de ajonjolí y ponlo en la mesa para que cada quien le agregue a su mole.

Sirve el mole y acompaña con arroz y tortillas de maíz calientitas.

Hasta la próxima receta!