COMO TATEMAR (ASAR) CHILES POBLANOS

Tatemar es una palabra muy usada en México,  proviene del nahuatl  tlatemati, que significa poner sobre el fuego para asar un alimento.

Gracias por ver las recetas!

Que tengas un bello día!

Ley. 🙂

 

NOTAS:

MUY IMPORTANTE: si tienes bebés o niños pequeños y vas a manipular chiles poblanos es mejor USAR GUANTES DESECHABLES PARA evitar enchilarte las manos,  su picor puede lastimar la piel o los ojitos de los pequeños

Para evitar que las manos se enchilen, puedes usar guantes desechables   o untarlas  con aceite  de cocina antes de comenzar a limpiarlos.

 

PREPARACION DE LOS CHILES EN EL COMAL

En un comal a fuego alto  pones todos los chiles Y  los vas volteando conforme se vayan asando, hasta que se tatemen por todos lados

Coloca los chiles en una bolsa  de plástico durante 15 minutos para que  “suden”

Retira la piel  bajo el chorro de agua fría.

Ya que hayas retirado toda la piel, DELICADAMENTE  (si no se rompen) abre uno de los lados y retira las venas y semillas.

De esta manera los chiles estarán listos para usarlos enteros o en rajas.

TIPS:

Los chiles poblanos no vienen de manera uniforme, así que para facilitar el asado trata de escogerlos lo  menos curveados posible

Lo que hago cuando voy a usar  en algún platillo chiles poblanos  es : asarlos, retirar la piel, venas y semillas, y dejarlos listos uno o dos  día antes.  Los guardo en el refrigerador en un recipiente con tapa y  así me ahorra mucho tiempo preparando el platillo.

 

OTRAS MANERAS DE ASARLOS:

DIRECTAMENTE EN LA LUMBRE

Si cuentas con estufa de gas, puedes asarlos directamente en la lumbre,  volteando de vez en cuando, usando  unas tenazas.

EN EL HORNO ( APROXIMADAMENTE 25 MINUTOS)

Si vas a hacer muchos chiles, puedes asarlos en  el horno,  untar cada chile con un poco de aceite  de cocina y  un poquito de sal.

  1. Precalienta el horno a 200 grados centígrados, 15 minutos antes.
  2. Coloca  los chiles en una charola para horno .
  3.  Cuando veas que ya se han asado de un lado, saca la charola del horno, con unas pinzas  voltéalos y vuélvelos a meter al horno. Sigue así hasta que los chiles estén chamuscados por todos lados.