3 FORMAS DE HIDRATAR LA SOYA PARA GUISARLA

La soya es un producto muy práctico en la alimentación actual. Las puedes encontrar en varias presentaciones y eso te permite usarla y adaptar las recetas tradicionales  en diversos platillos  de la comida mexicana y de otras partes del mundo.  Es muy rica en proteínas vegetales, así que puede ayudarte con tus requerimientos proteicos si  tienes que disminuir el consumo  de carne animal por cuestiones médicas.

 

NOTA:

Cuando se hidrata la soya si no la vas a usar de inmediato puedes guardarla en el refrigerador hasta 2 días.

 

A continuación las 3 formas de hidratar la soya:

 

NÙMERO 1

250 gramos de soya texturizada

2 litros de agua

2 dientes de ajo

1/4 de cebolla

1 hoja de laurel

1 ramita de tomillo ( o cualquier hierba e olor que tengas a la mano.

En una olla pon a hervir todos los ingredientes, una vez que suelte el hervor  apaga la lumbre.

Agrega la soya, revuelve con un cucharón y deja reposar 20 minutos.

Retira el ajo, la cebolla, el laurel y el tomillo

Cuela la soya y después  exprime perfectamente, te puedes auxiliar con las manos para quitar el exceso de humedad.

 

 

FORMA NÚMERO 2

En este caso usamos un  poco menos de líquido para que casi todo el caldo sea absorbido por la soya y le de mucho sabor. En esta forma de hidratar con caldo tratemos de usar un recipiente que no sea extendido sino más profundo para que la soya se hidrate bien.

Durante los 20 minutos que dure la hidratación,  mueve en forma envolvente con un cucharón de vez en cuando ( unas 2 o 3 veces)  porque  esta manera de hidratar tiene menos  líquido,  la intención es que casi todo el caldo quede en la soya.

250 gramos de soya

Un litro de caldo de vegetales ( o cualquier otro caldo)

En una olla pon a hervir el caldo de vegetales, cuando suelte el hervor, apaga la lumbre

Agrega la soya, revuelve con un cucharón y deja reposar 20 minutos

Cuela la soya y después  exprime perfectamente, te puedes auxiliar con las manos para quitar el exceso de humedad.

 

 

NÚMERO 3

250 gramos de soya texturizada

2 litros de agua

1 cucharadita de cebolla en polvo

1 cucharadita de ajo en polvo

1 cucharada de salsa de soya

sal al gusto

 

En una olla agregar todos los ingredientes, cuando comience a hervir el agua apaga la lumbre.

Agrega la soya, revuelve  con un cucharón y deja reposar por 20 minutos.

Cuela la soya y después  exprime perfectamente, te puedes auxiliar con las manos para quitar el exceso de humedad.

 

En este punto la soya está lista para tu guisado

Si no la vas a usar de inmediato puedes guardarla en el refrigerador hasta 2 días.