SALSA PARA CHILES RELLENOS Y OTROS USOS

INGREDIENTES

1 kilo de tomates bien maduros

1 pimiento morrón rojo chico ( opcional, pero le da muy buen color)

2 dientes de ajo

1/4 de cebolla

1/4 de cucharadita de orégano molido

1 cucharadita de knorr suiza para sazonar ( opcional,  si no te gusta solo usa sal)

1 taza de caldo ( puede ser de pollo, verduras, carne etc.)

Sal al gusto

1 papa en trocitos

( esto es opcional, en caso de que quieras que la salsa quede más espesa

1 cucharadita de aceite para freír

 

NOTAS:

La papa es opcional  en el   caso de  que desees  que la salsa  quede más espesa. AL retirar la papa la guardamos en el refrigerador y la aprovechamos en cualquier otra preparación, en mi caso al día siguiente hice huevos revueltos con la papa. En la cocina, todo se aprovecha  🙂

Si deseas que la salsa pique le puedes agregar chile chipotles adobados. En lo personal  me parece que cuando de chiles poblanos se trata, ya con el picor que estos tienen es suficiente,  sin embargo he conocido personas que cuando comen chiles rellenos les guste que la salsa pique. Como dice el dicho mexicano: Para gustos, los colores!!

 

PREPARACIÓN

En un comal se asan los ajos, cebolla, pimiento y tomates

Se licúa  perfectamente todo lo anterior  con el sazonado knorr, el orégano, el caldo y sal al gusto.

Se cuela, y  se frie en una cucharadita de aceite.

Se deja hervir a fuego suave, en este punto agregas los trocitos de papa si es que la deseas  que la salsa quede más espesa.